6 consejos para evitar distracciones mientras conduces

A la hora de conducir, debes tener los cinco sentidos puestos en la carretera. Un leve descuido, un ligero pestañeo, unos simples segundos sin prestar la atención suficiente mientras estás al volante, bastan para desencadenar una colisión. Las distracciones son el motivo principal de la mayoría de los accidentes de tráfico. Lo más importante, es llegar al destino sin poner en peligro tu seguridad, la de tus acompañantes, ni la de aquellas personas con las que te cruces en el camino. Toma nota y sigue los siguientes consejos para no sufrir ningún susto o incidente:

  1. Utiliza solo tu móvil cuando estés estacionado. Es uno de los mayores elementos de distracción mientras conduces. En caso de no disponer de manos libres, ignora tu teléfono durante el viaje. Si te resulta inevitable contestar una llamada, es preferible encontrar un lugar seguro donde estacionar para iniciar una conversación.
  2. No te distraigas tocando los accesorios de tu vehículo. Si viajas solo y te gusta escuchar música, procura encender la radio, ajustar el volumen y seleccionar la emisora antes de poner en marcha el vehículo. Actúa igual para encender el aire del coche. En caso de viajar acompañado, deja estas tareas en manos del copiloto.
  3. Evita discutir con los demás pasajeros. Es bueno entablar conversaciones en el trayecto, pero si el tono del coloquio va subiendo, es recomendable que abandones el diálogo. Un temperamento alterado, una mirada distraída y de enfado, dirigida hacia otro lado que no sea la carretera, pueden provocar un accidente.
  4. No comas, bebas o fumes. Es preferible tener las dos manos al volante y realizar una sola acción a la vez.
  5. No dejes a tus mascotas sueltas. Si viajas con tus mascotas, lo recomendable es que vayan en su transportín o con los sistemas de sujeción adecuados. Así, no andarán sueltas por el interior del coche acaparando tu atención.
  6. La apariencia no es tan importante. No te distraigas mirándote al espejo para acomodarte la corbata, arreglarte el cabello o maquillarte a última hora. No importa que hayas salido con el tiempo justo de casa. Deja todos estos detalles para cuando hayas llegado a tu destino y hayas aparcado el coche. La apariencia puede resultar importante en algunos casos, pero nunca tanto como para poner en riesgo tu propia vida.
IBERICAR

Author: IBERICAR

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. ACEPTAR

Comparte esto con tus amigos!

Puedes compartirlo en cualquier red social con tal solo un clic.