Coche con cambio automático: ¿cómo cuidarlo?

Cada vez son más los conductores que apuestan por los coches automáticos para su uso cotidiano. Lejos quedan aquellos cambios en los que se notaban especialmente los saltos entre una marcha y otra, a la vez que cada vez son más potentes y gestionan mejor el consumo de combustible. El perfeccionamiento del sistema por parte de los fabricantes anima a muchos propietarios a elegir estos coches.

consejos mantenimiento de cambio automático

Más allá de una mera cuestión de gusto y comodidad, los coches automáticos son una buena opción aunque no esté al gusto de todos, quienes echan en falta ese tercer pedal en el lado izquierdo. De hecho, si estás acostumbrado a utilizar el embrague y te pones al volante de un automático, ten cuidado con la tentación de utilizar el pie izquierdo para evitar sorpresas.

Eso sí, si apuestas por un cambio automático por comodidad, recuerda que su mantenimiento es igual que el de una caja manual con embrague por pedal. Por ello, acostúmbrate a revisar el aceite de la caja de cambios automática respetando los límites impuestos por el fabricante y utilizando el aceite correcto.

El freno de mano también existe, así que no abuses de la posición “P” (parking) como freno del vehículo. Una vez que el coche está estacionado o parado, acciona el freno de mano y, a continuación, traslada la palanca hasta la “P”. Nunca sustituyas esta posición por el freno de mano y menos aún en cuestas pronunciadas.

En paradas de larga duración, por ejemplo, mientras esperas con el motor en marcha, coloca la palanca en la “N”. Una vez que vayas a iniciar la marcha, desde “P” o “N” hasta “D” o “R”, recuerda que el coche debe estar completamente detenido para evitar forzar el mecanismo del engranaje. Algunos vehículos bloquean la acción en caso de que el coche esté rodando, pero los sistemas más antiguos no.

Y, muy importante también, en caso de necesitar la asistencia de una grúa, recuerda colocar la palanca en “N” en el momento de subida y bajada del coche a la plataforma. Una vez subido, podrás engranar la “P”.

¿Eres de cambio automático o manual? ¿Alguna vez has probado uno? ¡Cuéntanos!

Ibericar

Author: Ibericar

Share This Post On

3 Comments

  1. Yo siempre he conducido un manual pero desde hace 3 años llevo un automático y no lo cambio por nada es genial Skoda Fabia TSI.

    Post a Reply
    • Gracias por compartir tu opinión Javier! Sin duda el cambio automático es una autentica gozada 😉

      Post a Reply
  2. Salvo que gastan más combustible es más cómodo, en zonas urbanas todavía más al no tener el tercer pedal. Se os pasó comentar el pequeño botón con la letra “s” que cuando se pulsa se cambia el régimen de marchas, lo que llaman sport y con 260 Cv se produce un cambio en el coche cuando aceleras es como pasar un cambio de rasante, te corta la respiración, ahora, prepara el bolsillo por qué el depósito se lo bebe más rápido que una botella de vodka un Ruso en temporada de invierno.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. ACEPTAR

Comparte esto con tus amigos!

Puedes compartirlo en cualquier red social con tal solo un clic.